¿Debe Preocuparnos el Nivel de Inflación?

La tasa anual de inflación se ubico en 5.82% en abril, lo que la vuelve la más alta desde mayo de 2009. Lo interesante es que la variación mensual fue de 0.12%, en contraste con una caída de 0.32% en abril del 2016.

Normalmente en los meses de abril y mayo la inflación mensual es negativa, debido a la baja de tarifas de electricidad en el verano.

En este año el precio de la electricidad cayó 13.36% respecto al mes anterior, lo que resto 0.34 puntos porcentuales al índice de precios. Además se suma la baja del precio de las gasolinas, que resto 0.07 puntos porcentuales a la inflación.

¿Entonces, que provocó que la inflación tuviera un incremento?

La respuesta está en incrementos del componente subyacente -mercancías y servicios- con 0.34 puntos, además de aumentos de precios de frutas y verduras (0.17 puntos).

Entre los productos con mayor variación están cremas, quesos y transporte aéreo. Solo el último está afectado por un efecto calendario. Dentro de las frutas y verduras, el jitomate (que ya bajó) y aguacate (por la demanda mundial) son los productos con mayor variación.

El dato de la inflación de abril estuvo afectado por variaciones de productos agropecuarios que sobrepasaron las caídas de los precios de la electricidad.

Además se viene arrastrando un efecto rezagado del gasolinazo de enero y del tipo de cambio.

Decir que estamos en una espiral inflacionaria es exagerado, pero es evidente que los incrementos de los precios están muy por encima de los objetivos del Banco de México. Además somos la economía latinoamericana con el mayor incremento de precios en los últimos meses (excluyendo Argentina y Venezuela).

Como referencia positiva, los precios productor registran la mayor caída mensual (0.39%) desde junio 2014, en línea con una baja reciente de precios de materias primas (cobre, petróleo, granos) y la apreciación del peso en lo que va del 2017.

Lo que no se ve tan claro es si la política monetaria es lo suficientemente restrictiva cuando los agregados monetarios crecen al 14.6% anual, lo que puede volver a alimentar un alza del dólar con el consecuente efecto sobre los precios.

Más tasas y más liquidez: Freno y acelerador.

inflacion abril

Solicite una suscripción de cortesía a nuestros servicios aquí

Solicite una muestra gratis de nuestros reportes.

Nombre

Correo electrónico

Teléfono

Puesto

Empresa

Artículos de Interés
Superávit No Petrolero: Cambio en la Dirección Correcta
Exportaciones Extienden Sólida Recuperación
Remanente de Banxico; Preguntas Obligadas